Publicação em blog

Ya no es ciencia ficción: la IA llega a los RR. HH.

Cornerstone Editors

Algunas películas y libros suelen mostrar la inteligencia artificial (IA) como una herramienta misteriosa y superinteligente. Hay a quien le da miedo, como si se tratase de una fuerza poderosa que asume el control y elimina trabajos, y se suele pintar como algo negativo. La IA no hace magia, pero sí que es de gran utilidad para los RR. HH., y para los empleados como tú y como yo.

La IA es como un conjunto de tecnologías extraordinarias que nos ayudan a tomar decisiones. Hace lo que le digas que haga. Y además lo hace bien. Incluso puede realizar tareas anodinas y repetitivas, o analizar cantidades ingentes de datos a mayor velocidad. En el área de RR. HH., puede ser una fantástica herramienta para mejorar sus procesos.

En este artículo, explicaremos qué es la IA, cómo se puede usar en RR. HH. y los aspectos básicos a tener en cuenta cuando la usemos.

No hay que ser ningún experto para entender la IA.

La IA consiste en ordenadores que imitan el pensamiento humano. Puede aprender rápidamente y reconocer objetos y patrones en cantidades masivas de información. Por ejemplo, puede ayudar a los directores de RR. HH. a encontrar el candidato perfecto para un puesto, analizando currículums o sugiriendo oportunidades personalizadas de formación a partir de las habilidades de los empleados. ¡Es como tener un asistente superinteligente trabajando para ti!

Probablemente a algunas personas les siga preocupando que la IA asuma el control y tome decisiones injustas. Pero la verdad es que la IA no deja de ser una herramienta, es decir, no puede entender cosas como nuestras conductas y motivaciones. No debemos perder de vista que la IA no puede sustituir las interacciones humanas ni la toma de decisiones. Su propósito es ayudarnos, no controlarnos.

Los superpoderes de la IA en los RR. HH.:

La IA tiene increíbles superpoderes que pueden revolucionar los procesos de los RR. HH. Veámoslos todos:

  • Selección de personal y contratación: La IA puede ayudar a los directores de RR. HH. a buscar a las personas con mayor talento revisando analizando los currículums rápidamente. Es como tener un cazatalentos personal que puede encontrar el candidato perfecto para un puesto.
  • Experiencias de incorporación personalizadas: La IA puede crear experiencias de incorporación personalizadas para nuevos empleados. Puede ofrecerles toda la información necesaria, como materiales de formación y presentación de los miembros del equipo. Es como tener un guía que está encantado de ayudarles a adaptarse fácilmente.
  • Fomento de las habilidades: La IA puede sugerir formación personalizada y oportunidades de desarrollo a los empleados según sus habilidades existentes y sus objetivos profesionales. Es como tener un entrenador personal que sabe exactamente lo que necesitas para mejorar tu carrera.
  • Colaboración y soporte: Los chatbots basados en IA pueden responder las preguntas de los empleados y darles el soporte que necesiten. Es como tener un amigo superútil que está siempre a tu disposición.
  • Progreso profesional: La IA puede recomendar proyectos o puestos interesantes dentro de una empresa según las habilidades y aspiraciones de los empleados. Incluso puede sugerir cursos de formación para que adquieran nuevas habilidades. Es como un orientador laboral que conoce tus sueños y pone los medios para lograrlos.

El toque humano: la IA no puede encargarse de todo

Aunque la IA es una maravilla, no puede sustituir el poder de interacción y el criterio del ser humano. Hay cosas que solo una persona puede hacer, como entender emociones, motivaciones y habilidades sociales. Así que sí, la IA puede hacer que nuestra vida profesional sea más accesible y eficiente, pero también tenemos que recordar que la conexión y la comprensión humanas siguen siendo esenciales.

Así que sí, la IA puede hacer que nuestra vida profesional sea más accesible y eficiente, pero también tenemos que recordar que la conexión y la comprensión humanas siguen siendo esenciales. Nuestra capacidad de entender y relacionarnos entre nosotros, de empatizar y prestar apoyo. Esto es lo que crea relaciones sólidas e impulsa a nuestras organizaciones. Juntos, se puede lograr un equilibrio perfecto y crear lugares de trabajo que fusionan lo mejor de la tecnología y la humanidad para fomentar un espacio en el que ambas prosperen.

Cómo contrarrestar las reacciones a la IA

La IA a veces tiene mala fama, pero ha llegado el momento de aclarar algunos aspectos. ¡La confianza es fundamental!

La IA en el campo de los RR. HH. levanta reacciones encontradas y genera mucha desconfianza. Los estudios realizados en varios países han revelado que, aunque muchos ven la IA como una amenaza, también se considera una fuente potencial de mejoras y competitividad. Esta ambivalencia también se da en los RR. HH.

Se recibe a la IA con los brazos abiertos cuando ayuda a los empleados en su rutina y mejora sus condiciones laborales. Sin embargo, pierde atractivo cuando se usa para controlar o evaluar.

Estas reacciones ante la IA son diferentes en cada país, según factores como el nivel de libertad nacional o la autoridad y el papel de los responsables. Las categorías sociales también son un factor determinante, ya que los trabajadores tienden a mostrar un mayor recelo ante estas tecnologías que los ejecutivos y las personas que están más familiarizados con las herramientas digitales.

Las herramientas de la IA solo serán aceptadas en su totalidad si se entienden, y si se explican sus operaciones con claridad. Cuando se comprende y es transparente, se puede inspirar la confianza necesaria para generalizar su adopción, en concreto, en los recursos de los RR. HH.

Cómo generar confianza sobre la IA: transparencia y colaboración en los RR. HH.

En ocasiones, se puede ver la IA como una “caja negra” misteriosa que proporciona resultados sin mayores explicaciones, lo cual genera desconfianza. Para superar esta actitud, los algoritmos deben ser transparentes y se deben entender bien.

La transparencia empieza con la educación y la formación. Todo el mundo afectado debe entender cómo funciona la IA y cuál es su propósito. También es importante ser transparentes sobre los datos que se usan y cómo se estructuran, así como el riesgo de introducir sesgos o prejuicios y cómo se puede resolver. El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) obliga a explicar claramente la toma de decisiones automatizadas y su impacto.

En RR. HH., estos asuntos requieren la colaboración entre los líderes de RR. HH. y los interlocutores sociales. La IA puede romper las normas existentes y necesitar nuevos enfoques. Por ejemplo, para recomendar formación de los empleados, es importante saber los criterios que se emplean en el algoritmo. Se podrá garantizar un proceso efectivo si se revisan y cuestionan las normas, y si se da respuesta a los problemas.

Al promocionar la transparencia y la colaboración, los RR. HH. pueden generar confianza en la IA y usarla con responsabilidad para mejorar sus prácticas.

Principios fundamentales a respetar

Para que la IA genere confianza, la CNIL (la Comisión Nacional de Protección de Datos francesa) ha establecidos los principios básicos para que la IA funcione correctamente, y se protejan los datos personales:

  • La lealtad significa que estos algoritmos también deben beneficiar a quienes los usen, la dirección, las funciones de RR. HH. y los empleados.
  • La capacidad de reflexión, supervisión y retrospección son necesarias para controlar los algoritmos, y para modificarlos y borrarlos en caso necesario.
  • Se necesita más que inteligibilidad y transparencia de los códigos. Las personas que no sean expertas deben entender la lógica del algoritmo, qué le permite hacer y para qué se usa.
  • La responsabilidad significa saber quién se responsabiliza del algoritmo y quién puede modificarlo para no perder el control.

La IA y los RR. HH., un dream team

La IA y los RR. HH. trabajan juntos como un equipo invencible para que el trabajo sea efectivo y eficiente. La IA es una herramienta fundamental en los RR. HH. para mejorar su eficiencia y productividad y para ofrecer a los empleados beneficios valiosos, sobre todo, en la gestión y el desarrollo profesional.

Es importante tener presente que la IA es una herramienta que nos ayuda, no nos controla. Si aceptamos la IA, generando confianza y añadiéndole un toque humano, podemos crear una alianza fantástica que saca a relucir lo mejor de cada casa.

Si desea más información sobre la IA, haga clic aquí.

Recursos relacionados

Quer continuar aprendendo? Conheça nossos produtos, histórias de clientes e as informações mais recentes do setor.

From sci-fi to reality: Creating a virtuous partnership of AI and HR

Publicação em blog

From sci-fi to reality: Creating a virtuous partnership of AI and HR

Artificial Intelligence or AI is often shown in movies and books as a mysterious and super intelligent tool. Some think it's scary, like a powerful force that takes away our control and jobs and is generally portrayed negatively. AI is not magic, and it's helpful for HR and employees like you and me!

Agende uma conversa individual personalizada

Converse com um especialista da Cornerstone sobre como podemos atender às necessidades específicas de gestão de pessoas da sua organização.

© Cornerstone 2024
Avisos legais