Publicación de blog

Las lecciones aprendidas por los RRHH tras el Covid-19

Carlos Rivera

Regional Sales Manager Spain

Si algo nos ha quedado claro con esta pandemia es que vivimos un mundo globalizado en el que todos estamos interconectados. Hasta ahora, no había una conciencia real de que lo que afecta a un país aparentemente lejano, puede acabar afectando a todos. El Covid-19 ha ido dejando a su paso situaciones complicadas en numerosos países, paralizando a gran parte de la humanidad. A lo largo de la Historia se han sucedido distintas etapas, pero esta crisis sanitaria global ha generado una serie de lecciones aprendidas para hoy y para el mañana partiendo de un cambio de paradigma y creencias establecidas, modificando la concepción de la sociedad, las relaciones entre las personas y una lista infinita de nuestros hábitos diarios que dábamos por hecho. Lo ocurrido está aflorando algunos valores intrínsecos que llevamos dentro como seres humanos, a pesar de que algunos de ellos parecían haberse perdido.

La humanidad tiene la capacidad, la decisión, y la sinergia para resolver muchos problemas de forma colectiva. Sin duda, tenemos la capacidad de ser más solidarios para enfrentar situaciones que afecten a la colectividad y durante la pandemia lo hemos podido comprobar. Además de las personas, las empresas también están siendo solidarias ya que han puesto a disposición de todos, muchas de sus herramientas de manera gratuita para hacer más llevadero el confinamiento a las personas. Dentro de las organizaciones, los RRHH han cobrado todavía más importancia de la que ya tenían, se han situado en primera línea para afrontar los nuevos retos que la crisis ha traído consigo para todas las empresas y sin duda, esto les servirá para incorporar las lecciones aprendidas durante este periodo para los retos de la sociedad del mañana. No está de más, conocer qué acciones han llevado a cabo para adaptarse a esta delicada situación

  • Elaboración de una guía de ayuda con el teletrabajo

Al estar el teletrabajo tan poco implantado en España, muchos trabajadores se encuentran un poco perdidos y trabajar desde sus hogares les supone un esfuerzo extra. Les ayudará mucho contar con consejos de RRHH entre los que destacan:

o Acondicionamiento del espacio de trabajo: establecer un determinado lugar de casa como si nos encontrásemos en la oficina es importante para crear un clima de concentración y rutina.

o Gestión de las distracciones y responsabilidades del hogar: a pesar de que parece fácil decirlo y resulta más complicado hacerlo, es importante evitar que, durante nuestras horas de trabajo, llevemos a cabo labores del hogar.

o Manejo del tiempo: el hecho de estar en casa puede hacer que las horas de trabajo se amplíen o las horas que se supone que son de descanso, en realidad, no sean de desconexión. Por eso, es importante intentar ceñirnos a nuestro horario y cuando éste termine, buscar despejar la mente y realizar ejercicio físico para liberarnos del estrés.

o Uso de los recursos tecnológicos: La tecnología es fundamental para poder teletrabajar, de ahí que sea un buen momento para ampliar tus conocimientos en este campo y realizar diferentes actividades como puede ser la formación online con el objetivo de hacer que todo el tiempo que pasamos en casa, podamos invertirlo en nosotros. Por ejemplo, desde nuestra organización hemos lanzado Cornerstone Cares, una plataforma gratuita con diferentes cursos al alcance de todos.

Además, debemos sacar algo en positivo de esta implantación masiva del teletrabajo a nivel mundial, teniendo en cuenta que antes de la crisis, en nuestro país el teletrabajo era rechazado principalmente por un factor cultural, así que podemos revertir la situación para hacer que el teletrabajo se convierta en una nueva forma de trabajo implementada en todas las empresas que tengan la suerte de poder desempeñar sus labores desde casa.

  • Reuniones virtuales

Es importante que RRHH organice reuniones virtuales tanto formales, para hablar de trabajo, como informales para ponerse al día sobre cuál es el estado de ánimo de nuestros trabajadores. Además, es idóneo durante las reuniones tener la cámara encendida porque así se consigue una sensación de cercanía. Las videollamadas son mucho más eficaces que una simple llamada de voz. Esto se debe a que viéndonos es más fácil conocer cómo está el ánimo y los sentimientos de los trabajadores, además de conocer lo que les preocupa. También, así se crean vínculos que responden a la necesidad de pertenencia de la plantilla.

  • Prioridad máxima empleados: ¿plan de contingencia?

Es difícil tener un plan de contingencia frente a una pandemia mundial, por eso numerosas empresas están trabajando en su elaboración a medida que se van conociendo nuevos datos y nuevas medidas por parte del Gobierno. Teniendo en cuenta que los empleados son el activo más importante de tu empresa, lo primero es protegerles y evitar que estén expuestos a un posible contagio tanto en la oficina como en el trayecto de ida y vuelta de su puesto de trabajo. Hay que tener en cuenta que su seguridad es lo primero e implantar un teletrabajo de manera inmediata hace que el riesgo disminuya de manera significativa. Cuando se produzca la vuelta a la nueva normalidad, tenemos claro que las empresas y especialmente la comunicación tendrán que adaptarse a los cambios, los nuevos escenarios y nuevos hábitos. Por eso, cuando se permita que los trabajadores vuelvan a su puesto de trabajo, es muy importante tener en mente una posible compra de mascarillas o incluso de test diagnósticos. Además, se debe garantizar que se mantenga la distancia social establecida adecuando la oficina para ello.

  • La comunicación: más importante que nunca

Frente a las dudas de los empleados, es cierto que hay algunas cuestiones que ningún directivo puede contestar con certeza, pero una correcta comunicación interna es fundamental para trasmitir tranquilidad. Además, es importante mantener un orden de prioridades entorno a la comunicación. Primero deben ir los empleados y luego los proveedores y socios. Ante la gran cantidad de dudas, es vital que se cierre ese vacío de preocupaciones con una comunicación trasparente y honesta. Para crear una relación de confianza entre los líderes y los empleados, una buena manera es que el líder se muestre como una persona que se amolda a las necesidades de sus empleados, ofreciéndoles respuestas y soluciones productivas. En un momento como este es importante mostrar un liderazgo basado en la empatía y buscando "conectar" con todos.

Los RRHH deben solucionarnos problemas burocráticos, pero también tienen que mostrar su lado más humano ya que los trabajadores van a sufrir preocupaciones diferentes a las que normalmente tenían. Viendo estas circunstancias, el departamento de RRHH tiene un potencial enorme por desplegar desarrollando programas de motivación y ayudando a los empleados a solucionar problemas que afectan al trabajo diario. Estas lecciones aprendidas a través de las capacidades que hoy han brotado naturalmente de lo mejor de nuestra sociedad, determinarán una nueva conducta en la gestión de todos los aspectos de nuestra vida

Related Resources

Want to keep learning? Explore our products, customer stories, and the latest industry insights.

3 habilidades que cada empleado necesita en 2020 (y más allá)

Publicación de blog

3 habilidades que cada empleado necesita en 2020 (y más allá)

El auge de la tecnología en los puestos de trabajo hace que muchos empleados busquen adoptar nuevas habilidades para no quedarse atrás, como la codificación o el análisis de datos. Pero estas habilidades probablemente tendrán una vida útil corta. La inteligencia artificial ya ha sido entrenada para codificar, lo que significa que ni siquiera el trabajo de un desarrollador está a salvo de futuras interrupciones. Mientras tanto, nuestras habilidades sociales, como la empatía y la comunicación, necesitan urgentemente nuestra atención. Eso es porque, aunque la tecnología tiene como objetivo impulsar la eficiencia, ahorrar tiempo, aumentar la productividad, nos está provocando estrés. Y bajo el estrés, es difícil practicar habilidades como la empatía. En lugar de entender que algunas personas tardan más que otras en adaptarse al cambio, por ejemplo, los directivos pueden ejercer mucha presión contra un empleado que se está quedando atrás. El empleado, a su vez, podría sentirse más resistente a una iniciativa de cambio debido al estrés que ya está experimentando en el trabajo. Pero a medida que la tecnología sigue cambiando nuestra forma de trabajar, estas soft skills (habilidades blandas) -específicamente: adaptabilidad, proporcionar retroalimentación y empatía- asegurarán que los empleados puedan seguir trabajando juntos para resolver problemas. Al desarrollar una práctica regular para cada uno de ellos, los managers y los empleados pueden adaptarse mejor a los cambios del puesto de trabajo de hoy en día, como el auge de la macroeconomía o el aumento de las fusiones y adquisiciones. Estas habilidades ayudan a los empleados a mantenerse al margen de las tendencias pasajeras y los cambios continuos y les dan poder de permanencia. El cambio es constante, por lo que hay que adaptarse Aunque el cambio es un proceso habitual de la vida, la gente no suele adaptarse bien a él. Parte de la razón se describe en el ciclo de cambio de Ann Salerno, que muestra que todos experimentamos sentimientos de miedo y pérdida cuando nos enfrentamos por primera vez al cambio. Piensa en el anuncio de una adquisición de fusión, por ejemplo: Con él, los empleados sienten la pérdida del status quo, el miedo a posibles despidos, la incertidumbre sobre los nuevos miembros del equipo o la tecnología. De hecho, la mayoría de las fusiones y adquisiciones fracasan, y a menudo se debe a la falta de preparación y adaptabilidad para tal cambio. Pero el cambio es la nueva normalidad en nuestra era digital. Para ver el éxito con la trasformación como en las fusiones y adquisiciones, necesitamos practicar la adaptabilidad, empezando por la aceptación de esos sentimientos de pérdida, miedo y duda. Saber que estos son temporales y trabajar para tomar medidas accionables hacia una nueva normalidad, donde todos cosecharán los beneficios del cambio. El objetivo es pasar más rápidamente de esas etapas iniciales a experiencias más productivas con el cambio, que vendrán con la práctica. Cada vez que tu empresa experimente un cambio, grande o pequeño, reconócelo y discútelo. Reúnete regularmente con los equipos para discutir las iniciativas de cambio en curso. Al mantener a los empleados conscientes de lo que se avecina, pueden prepararse para ello, e incluso ser buenos en la transformación. Dar feedback ya no es el trabajo del manager, sino el de todos. Así como cambia el cómo y el dónde trabajamos, también cambia la dinámica de la oficina. En todas las industrias, los títulos se han disipado y hay menos ordenes de arriba hacia abajo. Más gente está trabajando a distancia. Y más oficinas están contratando trabajadores con habilidades especializadas para proyectos a corto plazo. Como resultado, las típicas cadenas de dar feedback ya no son efectivas; en su lugar, cada empleado necesita ser capaz de aceptar el feedback desde todos los ángulos y saber cuándo ofrecerlo también. Como manager de muchos, he recopilado técnicas para dar feedback que pueden ser aplicada a todos los niveles: Primero, tomar el tiempo para conocer a los compañeros y sus fortalezas y debilidades. Esto ayudará a construir una relación y hacer que la retroalimentación sea justa y coherente. Luego, fijar un objetivo. Este paso es crucial: Al establecer expectativas específicas al principio, es más fácil determinar si es necesario o no un feedback crítico - si alguien no cumplió con las expectativas, mantener una conversación. Empatía: la mejor manera de manejar cualquier tipo de cambio La empatía es la capacidad de examinar una situación desde la perspectiva de otro para comprender mejor su reacción o lucha. Y en nuestros siempre cambiantes lugares de trabajo es más que una simple habilidad suave, es una superpotencia. De hecho, un estudio señala que el 92% de los empleados creen que la empatía está infravalorada en su lugar de trabajo. La empatía permite a los empleados acercarse a los demás con amabilidad y comprensión primero, y dejar de lado el estrés o la frustración que puedan estar experimentando en este nuevo mundo de trabajo. Al practicar la empatía, tanto los managers como los empleados pueden hacer espacio para que todos procesen los cambios, por ejemplo. Esto significa no emular la frustración - a través del lenguaje corporal, las palabras o el tono de voz - cuando algunos son lentos para adaptarse. Para ejercer más empatía, comienza por verificarlo contigo mismo. Crea una cita semanal en el calendario y dedica tiempo a pensar dónde practicaste la empatía dentro o fuera de la oficina. ¿Tuviste un ataque de rabia cuando alguien te cortó el paso en el tráfico? ¿Arremetiste contra un compañero de trabajo remoto al que no podías contactar cuando lo necesitabas? Siéntate y piensa dónde practicó y no practicó la empatía, observa tus errores y piensa en formas de cambiar tus respuestas inmediatas. Ya no se prevé la incorporación de la innovación tecnológica en el lugar de trabajo, y los empleados tendrán que seguir adaptándose a los cambios resultantes. Pero en medio de toda esta variabilidad, hay una solución constante: perfeccionar nuestras capacidades humanas innatas. El hecho es que la IA y los robots no pueden practicar la empatía, la resistencia o la comunicación reflexiva de la misma manera que los humanos. Este matiz diferenciará a los empleados, e incluso se convertirá en un punto clave, ya que la interrupción se acelera en la próxima década.

Ayudar a sus empleados a adaptarse al teletrabajo y a gestionar su bienestar

Vídeo

Ayudar a sus empleados a adaptarse al teletrabajo y a gestionar su bienestar

Cómo Cornerstone Remote Working Essentials puede mantener y mejorar el bienestar y el rendimiento de sus empleados mediante una formación a medida.

Caso de éxito HipoGes: Empoderando a los empleados a través de la transformación digital

Vídeo

Caso de éxito HipoGes: Empoderando a los empleados a través de la transformación digital

Ángel Javier Vicente Pérez, Director RRHH y SS.GG., en Cofares, nos cuenta como Cornerstone está ayudando a adaptar a sus equipos a la digitalización y al mundo volátil y cambiante. En particular, Ángel Javier explica que han visto un incremento en el rendimiento gracias a un mejor diálogo y comunicación en sus equipos.

Concierte una reunión individual personalizada

Hable con un experto de Cornerstone sobre cómo podemos ayudarle a satisfacer las necesidades de gestión de personal particulares de su organización.

© Cornerstone 2022
Aviso legal